Una de…Road Trip Escocia (1): De Londres por Lancaster a Alexandria

Una de…Road Trip Escocia (1): De Londres por Lancaster a Alexandria

Esta va dedicada al inicio del Road Trip a Escocia hecho en Julio 2014. ¡Aquí está… por fin! Para ver los preparativos, ver la entrada: Una de… Road trip Escocia: Preparativos. ¿Qué tener en cuenta?

Salimos el viernes, la primera intención es salir a las 16:30 pero terminamos saliendo a las 18h (a cien por hora en el último momento metiendo cosas en la maleta…) Tenemos por delante 9 días de Road Trip y vamos ataviados con maletas, mini-nevera de camping con víveres y otra bolsa con snacks. Cámaras de fotos y chubasqueros. Allá vamos.

noche1La noche del viernes la pasamos cerca de Lancaster, a una media distancia entre Londres y nuestro primer destino escocés para la siguiente noche. Aún es Inglaterra, pero saliendo un viernes por la tarde de trabajar, pretender llegar a Escocia a una hora a la que aún te reciba alguien para ponerte la cena o tomar algo es poco menos que una utopía.

Así que no nos arriesgamos y cogemos un hotel pequeño a las afueras de Lancaster: The Mill and Conder Green, en un edificio con un molino antiguo y con mucho encanto. Encanto sí, y carreteras terroríficas también.

El GPS y Google nos lo pintan muy fácil, pero a medida que nos vamos acercando las carreteras se hacen más pequeñas, oscuras (no se veía ni pa cantar), de un solo carril y cercadas por muros con vegetación más altos que el coche, de manera que no puede uno ni apartarse como venga un coche (o un tractor). Básicamente los muros llegan a la altura de la ventanilla, muy bucólico todo ello.

Una vez conseguimos llegar al hotel, está muy bien, sin muchas pretensiones pero con mucho encanto. Renovado por dentro y con un pub en la planta baja por si surge tomar algo. Muy bien.

Esa noche cenamos de los víveres que tenemos en la mini-nevera ya que llegamos a la hora límite para hacer el check-in (11pm). A la mañana siguiente nos levantamos, ducha, y desayuno en el hotel. Full English Breakfast para quien lo quiera, o en su lugar puede ser huevos revueltos en tostada, tortilla francesa, o cualquier opción más ligera que el tradicional desayuno inglés de salchicha, huevo, bacon y demás. Precio la noche: £81.5. Muy bien.

¡En Marcha! Salimos de Lancaster y tenemos por delante un largo camino hasta llegar a Alexandria, que es donde dormiremos esta noche. Aunque la foto no es muy aclarativa, básicamente esta es la ruta que hacemos en el día:

 

scotroadmap_ruta1

Dejamos Lake District a un lado (otra de mis cosas pendientes), salimos de Inglaterra y entramos en Escocia. Si esperábamos grandes cosas de la frontera la verdad no vimos demasiado. De hecho como uno no esté atento es fácil que pase desapercibida.

Tenemos tanto planeado para el primer día que el programa está apretado: queremos ver Caerlaverock Castle, y llegar a Culzean Castle antes de las 4pm (básicamente es la carretera señalada en rojo atravesando la península), y entre medias ver otros castillos, siguiendo la costa sur del mapa por debajo de la zona señalada en rojo. Queremos ver gran parte de los puntos rojos que hay en ese mapa. Ilusos…

El primer día y la primera en la frente, asumimos, como me dijo mi jefa después: que hay una milla escocesa, por las carreteras que tienen… y que no vamos a poder cubrir todo lo que queremos hacer ni mucho menos. Así que habrá que disfrutar de lo que podamos ir viendo y se acabó.

explorer passEn Caerlaverock Castle nos da la locura y sacamos el Explorer Pass, pensando que vamos a pasarnos 9 días sin parar visitando castillos escoceses como locos (antes de conocer las dimensiones y sus carreteras…), así que cuando nos ofrecen el Explorer Pass lo cogemos sin pensarlo… Consiste en un pase para 7 días que te permite entrar en muchísimos castillos, monumentos y sitios emblemáticos.

 

map

La realidad es que si uno visita una zona específica de Escocia, sin duda merece la pena, porque en cada rincón hay cosas para ver: castillos, monumentos, murallas, etc. Incluso cosas que no vienen en las guías de viaje y de repente uno se las encuentra… Está lleno de sorpresas y hay mil cosas que ver…

 

Sin embargo, si el viaje es un Road Trip como el nuestro, yo no lo recomiendo, porque las carreteras van a limitar totalmente el viaje, y cada castillo o monumento que uno quiera ver por dentro requiere un tiempo, así que si no se va a aprovechar bien (como fue nuestro caso al final), para este tipo de viajes en el que uno quiere llevarse una idea global de Escocia, mejor comprar las entradas de lo que se quiera visitar por separado. Al final, puede que salga más caro así, pero de todas formas no se va a aprovechar del todo.

mix1Caerlaverock Castle, nos encanta, a pesar de estar en ruinas merece mucho la pena la visita.

Si hay algo que llama la atención del Reino Unido en general y Escocia en particular es lo bien cuidados que tienen sus edificios históricos, a pesar de que los edificios no se conserven enteros merece la pena la visita.

A la salida, comemos de los víveres en frente de las arenas movedizas del río Nith… ¡Una aventura! Y proseguimos el camino…

Nos ponemos en marcha, a pesar de que no es muy tarde descartamos todo lo que queríamos ver entre medias e intentamos llegar sólo al último castillo que teníamos planeado, el Culzean Castle, que parece el más impresionante de la zona. Siendo realistas no nos da tiempo a ver nada más, por las distancias y las carreteras… A ver si nos da tiempo. 

 

culzeanTras mucho tráfico, tractores, atascos, mucha lluvia (EL DILUVIO) y con esas carreteras, llegamos a Culzean Castle a las 3:45pm, ya lo han cerrado y no podemos verlo por dentro. Aún así, las vistas por fuera son impresionantes, un castillo en el acantilado con unas vistas al mar increíbles, y unos jardines enormes.

Aunque hubiera estado bien poder verlo por dentro… recorrernos toda la región de Dumfries a Ayr, para llegar y que lo estén cerrando es un poco frustrante. Estupendo. Moraleja: En Escocia, no pretendas abarcar demasiado porque no podrás.

Para ser el primer día, hemos visto un castillo en ruinas y otro por fuera, hemos dejado 3 castillos que queríamos ver fuera del plan por falta de tiempo. Sólo para esa zona de Dumfries a Ayr, ¡se necesitan 1-2 semanas!

Nos convencemos a nosotros mismos que hay que reconfigurar el plan del viaje porque además llueve como si no hubiera un mañana, y entre eso y las carreteras de cabras no vamos a poder abarcar tanto como queremos…

Ponemos rumbo al B&B, esa noche dormimos en Alexandria, al lado de Balloch y al pie del Loch Lomond, ya adentrándonos en la Escocia de los grandes lagos…

sunnysideEl B&B se llama Sunnyside B&B y está muy a mano en la carretera, esta vez nada complicado de encontrar (no como el anterior entre aquellas carreteras enanas, encajonadas sin luz)…

Un B&B muy auténtico con decoración de todo tipo, muy tradicional hasta con un periscopio de un submarino en el recibidor… Nos recibe Frank, más auténtico aún. Grande en todos los sentidos, encantador, que nos da todo tipo de indicaciones sobre el B&B, presume de tener de los mejores desayunos de la zona, y todos los detalles del lugar.

Frank nos pregunta si somos españoles o catalanes… (empezamos bien), y tras nuestra cara de desconcierto nos explica que una semana antes ha tenido unos clientes que respondieron vehementemente que no les tratara de españoles, que ellos eran catalanes. Anécdota del día…

Cenamos en Alexandria, que es un pueblo pequeño con bastantes B&Bs. Nos recomienda Frank un sitio tipo grill que está bastante bien, cenamos y volvemos al B&B dando un paseo por Alexandria. Tras la aventura del primer día, los castillos, la lluvia, las carreteras, los tractores, descartar cosas en nuestra lista, y demás, necesitamos tirarnos en la cama y planificar nuestro segundo día

Si alguien visita este área, el Sunnyside B&B es 100% recomendable, no porque sea más lujoso que el resto que visitamos o especialmente elegante, pero desde luego merece la pena el trato y lo original de la casa, tiene muchísimo encanto. En este caso nos cuesta £65, baratísimo.

Y, tal y como nos advirtió Frank, todo lo que comemos está buenísimo (ver la foto con black pudding en el desayuno, para quien le guste, parece ser que buenísimo también). Sólo un pero: la presión de la ducha no es suficiente y al día siguiente parezco un orco por no haber podido lavarme el pelo. No se puede tener todo.

Hasta aquí nuestras andanzas el primer día por Escocia. Nos llevamos la imagen de necesitar mucho más tiempo por esa zona, de unas carreteras antidiluvianas y una gente encantadora, impresionante lo que llevamos visto. Aún con el mal tiempo (o precisamente por él), los paisajes son preciosos y tiene un encanto especial. Planeamos para nuestro segundo día Stirling (famoso por la batalla de William Wallace), el parque nacional de Loch Lomond y muchas otras cosas… Allá vamos…

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.