Una de… “No tiene por qué ser Google”

Una de… “No tiene por qué ser Google”

Está va dedicada a las primeras impresiones que una tiene al desembarcar en otro país acostumbrados al ritmo y las condiciones de trabajo en España (impresiones puramente subjetivas de recién emigrada).

Lo primero q se me viene a la mente si pienso en el trabajo en España es precariedad. Por alguna parte aplica ese término: o tus condiciones son asfixiantes, o cobras un sueldo impresentable, o ambas cosas y encima no te quejes.

No hablo desde una rabieta personal pues no me he venido al Reino Unido escapando de ninguna explotación.. (el sueldo sería otro tema) sino de las primeras cosas q te vienen a la mente cuando echas de menos la vida en España: piensas en lo q has ganado profesionalmente.

Empecemos por el principio: las entrevistas de trabajo: en España ir a una entrevista de trabajo es peor que una oposición.

Esta última experiencia me ha dejado claro que en el Reino Unido no solamente no es así, sino que sales con la autoestima por las nubes y el ego de un subido que no hay quien te tosa.

Tengo menos de 3 años de experiencia en este sector (mi experiencia previa estaba en otras ramas de la Geología: Medio Ambiente y Cartografía) y en el tiempo que he estado en él tampoco diría que pueda contar como “experiencia geológica en el petróleo”.

Aún así, una hace lo mejor que puede el currículum en inglés, y qué narices, intenta explotar lo que podrían ser puntos fuertes.

¿Qué ocurre en el Reino Unido? Que te hacen una entrevista porque realmente están interesados en tí, ergo, se han leído tu currículum y algo les ha gustado. Te proponen un trabajo acorde a eso que incluye generalmente proyección profesional, formación y desarrollo en el sector. Por mucha gente que haya con tu mismo nivel, la entrevista es para tí y para ver si tú encajas en lo que te proponen.

¿Qué ocurre en España? Que hay una lista tan larga de gente dispuesta a hacer ese trabajo que el entrevistador parece la Teniente O’Neill y sólo le falta decir: “Aquí habéis venido a sufrir!” (bueno mas o menos). En resumen, que tienes que convencerles de que hay cosas en tu CV que encajan con lo que buscan.

En muchos casos compites con una larga lista de personas y tienes que ir allí poco menos que a suplicar que te contraten. Psicotécnicos que duran toda una mañana, exámenes de inglés, varias rondas de entrevistas…

Osea, en España sales con la impresión de “a ver si tienes suerte de que te llamemos” y aqui tienes las impresión “a ver si tenemos suerte de que quieras trabajar para nosotros”. Sí, lo se, siempre pongo el mismo ejemplo. Pero es que estoy muy orgullosa de mi razonamiento.

El siguiente paso es, una vez conseguido el trabajo, el ambiente que hay en él. Trabajo en un cliente en el que (sin ser Google ni mucho menos) hay todo tipo de incentivos para los trabajadores (sean personal de la empresa o no):

– El personal de la empresa y el subcontratado se benefician de lo mismo, sin hacer ningún tipo de distinción en el sistema: ni letras mayúsculas-minúsculas, ni diferentes batch de entrada a la empresa, ni nada de nada. La misma induction inicial seas personal de la empresa o no.

– Horarios decentes: mi jornada es de 7’30h con 1h para comer. Y nadie espera que te quedes más horas. Con horario flexible de entrada y de salida.

– Servicio de correos propio, que te animan a usar ya que es más barato por el alto volumen de paquetería que envían y reciben. Puedes utilizarlo para correo personal y sería gratis para los empleados pero te cobran una tasa mucho más barata que cada mes se dona a ONGs.

– Máquina de café tipo Nespresso (con todo tipo de cafeses varios e infusiones) gratis, galletas Digestive a disposición de todo el mundo, fruta diaria en cantidades industriales, y una cantina con menú diario a precio mucho más económico que fuera.

– Nada más entrar te dan un usuario y una contraseña para tener descuentos en todas las tiendas de la zona. Además de organizar eventos en los alrededores para que la gente no se aburra, oye.

– En mi empresa (que no el cliente) hacen cada poco fiestas y reuniones sociales para conocer al resto de compañeros desperdigados por los clientes. Siendo la mayoría ingleses me imagino que en 3h se desatará una boda gitana a base de pintas.

En España he trabajado en cliente y en remoto, en ambos casos haciendo una clara diferencia a la gente “de plantilla” con la gente de otras empresas: desde menú mucho mas caro para los externos, a letras en minúsculas en el sistema dejando claro que eres externo, distintos batch de entrada, etc.

En cuanto a las condiciones mientras estás trabajando aqui: pues hasta ahora sólo puedo decir que son buenas. El paquete de condiciones mejora con mucho lo que tenía en España con programa de desarrollo y progresión en la empresa. Este punto no es que en España fuera malo (insisto, el sueldo sería otro tema) pero ni color al ambiente que uno vive aqui en la empresa.

Supongo que como todo habrá excepciones, y que haya gente a disgusto en la empresa, en un cliente que se menos amigable, o con progresión cero. Aunque por lo que veo a mi alrededor las empresas son parecidas.

El resultado de todo esto es que la gente está muy agusto trabajando. Hasta el punto de presenciar una comida con todo el departamento en la que un compañero decía textualmente que le parecía muy bien que el presidente de la empresa tuviera un sueldo de 25 millones de libras, ya que ha fundado la empresa y cuida de que todo el mundo esté bien trabajando en ella (calculo que los sueldos de esta gente estarán a años luz del mío, que de por sí dista bastante de lo que ganaba en España).

Por lo que si en España quieren frenar la fuga de cerebros, deberían dejar de aprovecharse de la crisis y pensar más en el trabajador, que en lugar de aprovecharse de todos esos beneficios para no hacer nada productivo en todo el día (ambiente más común en España) respira un ambiente de trabajo en condiciones.

Moraleja: No hace falta trabajar para Google para estar contento, por tanto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

11 Responses »

  1. Pingback: Una de… ¿Salir de España o no? Visión de una española en Londres. « Crossing Roads

  2. Buenas, he llegado a tu blog desde Españoles en Londres y en unos dias aterrizo en la City. Me alegra mucho leer vivencias como la tuya y suscribo lo escrito ya que si me he animado a emigrar es para encontrar algo como lo que tu relatas. Y no solo como trabajador, que también, sino como profesional de los recursos humanos que intento llegar a ser y que en España es inviable porque los empresarios tratan a los trabajadores como un gasto fijo contable más que hay que intentar reducir mes a mes y no se dan cuenta, o no les interesa, que sus trabajadores son el bien más preciado que tienen y el que les da valor a su empresa. Desde hoy seguiré tu blog a ver como evoluciona este asunto en particular y la vida en Londres en general. Además tengo varios amigos geologos a los que sin duda invitaré a que entren en tu blog. Un saludo.

  3. Meca si además yes de la tierrina, yo soy del oviedín del alma. Pues fijo que conoces a alguno de esos geólogos jaja, que pequeño ye interné.

  4. Hola!!!!!

    Me alegro que te haya gustado mi blog!! Intento que sea un reflejo de todas las experiencias que voy teniendo y tengo muchas ideas y poco tiempo jeje… Así que mi intención es publicarlas todas ellas, espero que te gusten y te sirvan de ayuda…

    POR SUPUESTO que soy de la tierrina!! Tu también?? Qué pequeño es el mundo oye!!! Jejejej!! Bueno pues cualquier cosa que necesites ya sabes donde estamos, cualquier duda o yo que se… Que al principio uno anda un poco perdido, hasta que se estabiliza…

    Uys tienes amigos geólogos?? Pues si son cercanos en edad los conoceré seguro porque somos 4 (cada vez menos) y para nosotros esto sí que es un cambio. De ser un paria en España, donde la gente ni sabe a lo que te dedicas, a que te tengan muy bien considerado y haya trabajo a mantas… Lo mismo te digo, cualquier cosa, ya sabes donde estoy 😉

    Un saludo!!!!!

  5. Pingback: » Una de… ¿Salir de España o no? Visión de una española en Londres. Crossing Roads

  6. Pingback: » Una de… Un añito en Londres I: Alunizaje Crossing Roads

  7. Pingback: Una de… “No tiene por qué ser Google” | Crossing Roads

  8. En Londres hay dos mundos laborales distintos, está el tuyo: trabajos cualificados, y luego el inframundo. En el inframundo, las condiciones laborales son, sin eufemismos, una mierda. En mi vida he tenido peores trabajos que aquí, sin horarios fijos, con contratos por horas, un día cierras a las 8 de la tarde, otro abres a las 5 de la mañana, nunca sabes que horario tendrás la próxima semana, ni cuantas horas trabajarás: pueden ser 10, pueden ser 50. Adiós fines de semana y bank holidays, días de descanso separados, mierdas de sueldos que no te dan ni para pagar el metro…
    Eso sí, trabajo a patadas, si quieres en tu media horita de descanso cambias a otro trabajo de mierda, con las mismas condiciones o ¡quien sabe!, cobrando 0,10 peniques más por hora.
    En fin, lamentablemente, mi experiencia en lo referido al mundo laboral es muy distinta a la tuya.
    Yo tamién soi de la tierrina. :*

  9. Hola!!! Disculpa el retraso pero he estado de vacaciones por Asturias unos días…

    Gracias por tu comment… Siento que tu experiencia esté siendo mala, la mía sigue siendo tal cual expuse en ese post, tras año y pico sigo encantada comparándolo con España.

    Espero que las cosas mejoren poco a poco, mucho ánimo! Ya me irás contando!

    Sí?? De dónde eres??

    Un besin!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.