Una de… Bank Holiday en Paris! Parte I

Una de… Bank Holiday en Paris! Parte I

Esta va dedicada al Bank Holiday de Agosto (25-27) que pasamos en Paris… Viaje sorpresa de última hora, osea, de los que mejor salen.
El ultimo Bank Holiday lo pasamos en Bristol y Bath (ver entrada) a pesar de ser el unico Bank Holiday de 4 dias en mucho tiempo por coincidir con el Diamond Jubilee de marras de su señora majestad, y a pesar de que queriamos hacer un viaje mas largo, al final no pudimos por falta de previsión y por buscar las cosas a ultima hora (como siempre). Igualmente el viaje a Bristol y Bath nos salió genial (lo completaré en próximas entradas).

Esta vez nos pasa lo mismo, llega la semana del 20 de Agosto y no tenemos nada en mente ni nada preparado para hacer. Tras pensar irnos a Edimburgo, y comprobar que el alquiler del coche supone dejar riñón y medio a estas alturas, y ver algunos otros destinos posibles, desechamos todas las opciones. Yo quería haber ido a pasarlo con mi hermana a Alicante pero los billetes nos salen carísimos y es inviable asi que decidimos que no podemos ir este año, veremos el que viene. Una idea sorpresa se presenta de repente, buscamos los billetes, el hotel, y el mismo lunes lo tenemos: nos vamos de viaje a París en Eurostar 2 días y medio, salimos el sábado a las 8:24h y volvemos el lunes a las 18:13h.

El Eurostar es el tren de alta velocidad que une el Reino Unido con Francia y Bélgica, enlazando Londres y París, osea el AVE europeo (bueno con muchos menos destinos e infraestructura, hay que decirlo…) Los billetes nos salen más caros de lo normal, ya que si uno los mira con más tiempo que 4 días (ya nos vale) pueden salir por unas 69 libras ida y vuelta, tirado de precio. También influye que cogemos una categoría superior, hay 4 categorías: Standard, Standard Premier, Business y Business Premier. Cogemos la Standard Premier que por 15 libras más tiene bastantes más ventajas que la Standard normal (asientos mejores, comida en el tren, enchufes, blablabla). El resto de categorías te incluyen hasta WiFi… Pero por lo que dura el viaje nos quedamos con esta, y viendo el tren y la categoría normal, merece la pena.

Para el alojamiento, buscamos el Ibis que se encuentra en La Bastilla, somos asiduos de los Ibis (baratos y con calidad estándar) y nos han dicho unos amigos que ese está bastante bien situado.

Entro en Booking, y encuentro una superoferta para el Hotel Concorde Montparnasse****, por 147 libras las 2 noches para los 2. Claramente lo cogemos.

Durante la semana me dedico a buscar cosas para París: imprimo 3 mapas turísticos diferentes, busco rutas para los 2 días y medio, me aclaro con los barrios, y saco hasta unas frases en francés por si las moscas. Yo he estado ya 2 veces pero en ninguna de las 2 organizaba yo el viaje. En este caso busco todas las cosas, y es la mejor forma para enterarte realmente de lo que visitas. Me llevo recomendaciones de sitios para cenar y demás, y una vez allí tengo que decir que utilizamos todo lo que llevaba (excepto las frases en francés, ya que todo el mundo habla inglés), sobre todo las recomendaciones de sitios para cenar o tomar algo. La verdad es que el concepto de viajar gracias a internet ha facilitado mucho las cosas.


Llega el fin de semana, el viernes dejamos la maleta para última hora (como siempre), ropa para los 3 días, cargador del móvil inglés, cargo el español, las cosas de aseo, cargar el Kindle… asi que entre unas cosas y otras dejo parte para el sábado por la mañana.

Cálculos para salir de casa: el sábado el tren sale de Saint Pancras a las 8:24, ponemos unos 45 minutos antes como dice en la web para pasar los controles y demás, y unos 50 minutos para llegar hasta allí en metro: hay que salir de casa sobre las 7 como muy tarde. Pues nada, entre arreglarnos, terminar la maleta blablabla, salimos de casa a las 7:10 (empezamos MAL), y el metro se retrasa como es habitual, asi que llegamos a Saint Pancras sobre las 8:05 más o menos. Corremos a la salida del Eurostar y vemos unas colas kilométricas para el control de pasaportes.

En el control de pasaportes llaman a los pasajeros de nuestro tren (last caaaaall…), pasamos rápido el control, cada uno por un control distinto. Se mosquean porque no vayamos juntos, yo poniendo cara de inocente y sonrisa forzada para que nos dejen pasar. Pasamos.

Despues de eso momento control de seguridad, el escáner. Una cola kilométrica para el control, hay menos escáneres que controles de pasaportes asi que las colas de los pasaportes confluyen entre sí en los respectivos escáneres, así que hay miradas hostiles entre todos los que llegamos justos. Me quito parte de mis abalorios de plata, pero este escaner es menos restrictivo que el de los aeropuertos así que paso tan tranquila con mis pulseras y anillos de plata y acero, sin problema.

Pasamos, y carreras al tren. Subimos la escalera mecánica y hay 2 trenes, Eurostar que ponen 8:24 (¿¿Y AHORA CUAL EEEEEESSS??) asi que me lanzo al primer azafato que veo y me señala muy majo el vagón que nos corresponde.

Entramos, vemos nuestros asientos, y arranca el tren. ¡¡Qué estrés?! Por fin, camino de París.

Los asientos son comodísimos, hemos cogido 2 que están uno enfrente del otro, con mesita en medio y sin nadie al lado. Tenemos enchufe inglés y europeo para nosotros, colocamos las cosas y nos ponemos cómodos. Hacemos una parada en Ebbsfleet con la que no contábamos, y proseguimos el viaje.


A la media hora nos sirven un desayuno potente: zumo Tropicana, yogur griego, bollería, tostada con mantequilla y mermelada y cafe. Yo, a esas horas, agradezco el café después del ajetreo de la estación. Casi abrazo al azafato que me lo sirve.

Terminamos de desayunar y en poco tiempo llegamos al Canal de la Mancha. Eso significa que hasta la vuelta perdemos la línea del móvil, porque somos tan geniales que no hemos preguntado en Virgin cómo funciona el roaming (parecemos nuevos), y dependemos de encontrar WiFi para comunicarnos con el resto del mundo.

El Canal de la Mancha dura unos 20 minutos y no tiene nada de especial salvo que a la salida estás en Francia (lógicamente). Los paisajes hasta que llegamos al túnel son bastante monos, campiña inglesa total y modo rural. Al pasar el túnel, pues la Francia profunda también. Tenemos suerte con el tiempo y hace sol, en menos de lo que pensamos estamos llegando . No nos da mucho tiempo para leer a pesar de que venimos con los ebooks preparados. Llegamos a París.

Salimos del Eurostar, y la estación de París Gare du Nord nos recibe llena de gente (y un poco asquerosilla, hay que decirlo). Buscamos la oficina de Turismo de la estación. Colas kilométricas en la oficina de turismo.

Nos ponemos en la que menos gente tiene y cuando quedan 3 personas por delante vemos que la chica pone un cartel de “Ventanilla fuera de servicio” (¡¡¡¡¿¿¿PEEERRRDONAAAAAAAA???!!!! Ley de Murphy…) así que gracias a que los de delante se retiran de la cola, me lanzo en plancha a gritos metiendo la cabeza por la ventanilla y a preguntarle en inglés: Perrrrrdona, ¿¿nos puedes dejar un mapaaaaa??

Nos deja un mapa y nos indica un poco lo que hay alrededor (sin mucha gracia ni muchas ganas…) y ya nos situamos: primera etapa del viaje será ir hasta la plaza Clichy viendo lo que hay de camino, de ahí a Montparnasse al hotel y empezar el recorrido turístico. Allá vamos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 Responses »

  1. Pingback: Una de… Bank Holiday en Paris! Parte II « Crossing Roads

  2. Pingback: Una de… Bank Holiday en París! Parte III « Crossing Roads

  3. Pingback: Una de… Fin del Bank Holiday en Paris! Parte IV « Crossing Roads

  4. Pingback: » Una de… Bank Holiday en Paris! Parte II Crossing Roads

  5. Pingback: » Una de… Bank Holiday en París! Parte III Crossing Roads

  6. Pingback: » Una de… Fin del Bank Holiday en Paris! Parte IV Crossing Roads

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.