Una de… A lo Marvel, ¡ZAS! contra el asfalto

Una de… A lo Marvel, ¡ZAS! contra el asfalto

Esta va dedicada a la mañana accidentada camino de Kew Gardens (está visto que tendrá que esperar…)

Llevo un tiempo sin publicar en el blog a pesar de tener varios post empezados con muchas cosas que me apetece contar… Falta de tiempo, viajes y muchas cosas en Mayo que me han impedido publicar tan a menudo como tenía pensado.

Aún así he de decir que las visitas han seguido y la gente ha seguido muy pendiente del blog. Prometo empezar junio con fuerza, muchas gracias.

 

¿Kew Gardens?

Bueno pues hoy nos levantamos con sol en el horizonte y decidimos ir a Kew Gardens, que lo tenemos aquí al lado y no hemos ido hasta ahora…

Kew_Gardens_Palm_House,_LondonKew Gardens es el jardín botánico Real, un complejo de jardines que en su día fueron privados de la casa real, contando con diversas estructuras como una pagoda china, la “casa templada”, o el último invernadero inaugurado por la Princesa Diana con 10 zonas climáticas diferentes.

Hoy se ha convertido en un centro puntero en la investigación botánica, un lugar de entrenamiento para los jardineros profesionales, y un lugar turístico a visitar.

Tiene uno de los bancos de semillas y herbario más importantes del mundo, desarrollan horticultura forense ayudando a la policía en casos que lo requieran (que sí que sí, por ejemplo en un conocido caso de asesinato ayudaron a identificar el contenido del estómago de un cadáver, una semilla africana poco común…), y otros muchos temas, por ejemplo mi crema hidratante diaria está desarrollada por Boots con la gama de flores de Kew Gardens.

kew-gardens-1Kew_Gardens_Waterlily_House_-_Sept_2008

Está muy cerca de casa y es una de las cosas que hace meses queremos visitar.

Cómo esmorrarse contra el suelo  gracias a una niña inglesa y otras cosas interesantes…

El caso es que yendo a Kew Gardens caminando, al cruzar Kew Bridge de repente una niña inglesa a la que le da por corretear en el paso de cebra, se me cruza por delante sin posibilidad ninguna de apartarme, así que intentando esquivarla como puedo en una maniobra instantánea, la aparto con el brazo a lo cómic de Marvel total, como si la fuera a lanzar a lo lejos, mientras veo a cámara lenta cómo me voy de bruces al suelo sobre la rodilla y las manos derrapando en el asfalto (porque derrapé, vaya).

Tras el derrape y aterrizaje, veo que un montón de gente murmulla y se arremolina alrededor a ver como estoy (la caída debió parecer aún más aparatosa de lo que fue…), al levantarme puedo caminar perfectamente, eso sí, con una megaherida en la rodilla y las manos, un agujero en las medias por el que cabe mi rodilla entera, y un susto en el cuerpo por pensar que me llevaba a la niña por delante que no veas.

Una vez llegamos a la acera el padre de la niña se me acerca y empieza a pedirme perdón de todas las maneras posibles, que si ha sido mi niña que suele corretear de un lado al otro, que si vaya susto, que si estás bien, que si lo siento muchísimo, que si lo siento otra vez, que si disculpa y disculpa

Qué le vamos a hacer, son cosas que pasan, intentando no llevarme a la niña por delante casi dejo los dientes en el suelo.

Volvemos andando a casa sobre nuestros pasos (en mi empeño por estoy bieeeeeen) y trato de no darle mucha importancia a la herida (moda ochentera en las medias y tal). Mi primera intención es ir a casa y tras desinfectarme la herida volver a Kew Gardens… Me lavo la herida y me echo el sustituto del Betadine.

Para quien no lo sepa, en el Reino Unido NO venden Betadine desde hace un tiempo… Puede uno encontrar cosas parecidas, llamadas Iodine, pero la marca Betadine no se comercializa (dato).

Una vez desinfectada la rodilla, es un hecho: ni a Kew Gardens ni a la esquina, al menos por hoy.

 

¿Resumen?

Seguimos sin conocer Kew Gardens a pesar de vivir muy cerca y de que hoy ha hecho un día estupendo para haber ido. Sigue siendo una asignatura pendiente.

Algunas niñas del Reino Unido, que generalmente no se mueven ni musitan, a veces se te echan encima en los pasos de cebra. Ojo al dato.

Un 10 por ese padre inglés que todo educado y con cara de la Macarena sólo le ha faltado llevarme en brazos al hospital. Sí, sí, lo sé, que ha sido su niña… Pero en otro sitio quizá el manotazo a lo Marvel que le di para quitarla de mi camino y no llevármela por delante hubiera sido razón suficiente como para algunos ladridos, estoy segura.

Así que nada, escribiendo este post con la pata en alto, la herida al rojo vivo y sin conocer Kew Gardens. Si es que…

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.